El globalista Emmanuel Macron fustiga al nacionalista Donald Trump | Blog | teleSUR
18 noviembre 2018
El globalista Emmanuel Macron fustiga al nacionalista Donald Trump

En víspera de los 100 años de la Primera Guerra Mundial, Macron ya se había metido en una seria polémica, quizá para rescatar su alicaído desempeño, al haber honrado como gran soldado al mariscal Philippe Pétain quien luego fue colaboracionista de los nazis durante su régimen en Vichy, contra quien combatió el general Charles de Gaulle, uno de los máximos estadistas del siglo XX.

El globalista Emmanuel Macron fustiga al nacionalista Donald Trump

The New York Times, rotativo antitrumpiano vinculado a los intereses globalistas de George Soros y los Clinton, festeja que el nacionalismo de Trump fue censurado por el presidente galo Emmanuel Macron, anterior empleado de los banqueros Rothschild, en la ceremonia de la conmemoración de la Primera Guerra Mundial, a la que asistieron 70 mandatarios, pero admite que la tendencia ideológica del presidente estadounidense “está reconfigurando la mayor parte de Europa”.

En su discurso arremetió contra el nacionalismo que definió como una traición del patriotismo frente a la cara de Trump, quien recientemente se había declarado nacionalista económico, pero no “nacionalista blanco”. Luego, el jefe de Estado canadiense Justin Trudeau se sumó a la diatriba contra Trump.

Al año y medio de su quinquenio, se ha desplomado la popularidad de Macron al 21% de aceptación, debido al rechazo de su política antisocial, en medio del desempleo y la inseguridad.

El globalismo desnacionalizado de Macron ha llegado a grados tales de negar la existencia de un verdadero danés o de un verdadero francés, sino sólo europeos.

La singular cosmogonía de Macron sitúa el presente de Europa y su lepra (¡mega-sic!) nacionalista en el intermezzo de las dos guerras mundiales de los años 30, en clara alusión al trumpismo y al ascenso de la extrema derecha antimigratoria en Italia, Alemania y en Francia.

Arguye que Europa enfrenta el riesgo de ser derrocado por poderes exógenos y así perder su soberanía. Es evidente que no es lo mismo una soberanía estatal que una regional.

El temor del galo subyace en que una Europa de países acabaría siendo dependiente de EE.UU. para su seguridad y sería débil frente a la invasión china y la manipulación rusa.

El ministro del interior italiano, Matteo Salvini, calificó a Macron de hipócrita ya que, mientras cierra las fronteras de Francia a la migración, exige que Italia y otros países europeos las abran.

Tanto Salvini como el primer ministro húngaro, Viktor Orban, exhortan a demoler la presente estructura “globalista de la Unión Europea (UE) para sustituirla con un modelo que respete la soberanía nacional de los países europeos”.

El mandatario francés comentó en una entrevista a CNN que Europa no debe gastar grandes presupuestos militares en armas manufacturadas por EE.UU. Si incrementamos nuestro presupuesto es para construir nuestra autonomía”.

Ya antes había criticado la decisión de Bélgica de comprar Jets F-35 de EE.UU., en lugar de los aviones europeos.

Macron, con justa razón, siente que Europa queda huérfana –y eso que Francia es la única potencia nuclear de la UE con 300 ojivas nucleares– con el retiro unilateral de Trump del tratado Intermediate-Range Nuclear Forces (INF) que rompería con Rusia, como renegó del acuerdo de Obama con Irán.

Europa se está dislocando tanto en el interior mismo de sus países como en su estructura unitaria.

Alexander Gauland, líder del Partido antimigrante Alternativa para Alemania (AfD) condenó la presencia de la canciller Angela Merkel, hoy en caída libre, ya que el evento del centenario de la Primera Guerra Mundial era para los vencedores y no para los perdedores, que fue el caso de los germanos.

Después de 100 años de la Primera Guerra Mundial, hoy el mundo se encuentra fracturado entre globalistas y nacionalistas, sin una tercera opción de por medio.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Analista mexicano, de origen libanés, especializado en relaciones internacionales, economía, geopolítica y globalización. Es profesor en la UNAM y publica regularmente en periódicos como La Jornada y el El Financiero. Es un comentarista frecuente en medios internacionales de televisión como teleSUR, entre otros.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.