Netanyahu amenaza librar una guerra contra Irán | Blog | teleSUR
5 marzo 2018
Netanyahu amenaza librar una guerra contra Irán

Durante la pesimista edición 54 de la Conferencia de Seguridad de Munich (CSM), que sentenció el colapso del liberalismo y el “fin de la diplomacia (https://goo.gl/i2u3K3)”, destacaron los tambores de guerra sintonizados contra Irán por el general H. R. McMaster, consejero de Seguridad Nacional de Trump, y el atribulado premier israelí, Bibi Netanyahu.

Netanyahu amenaza librar una guerra contra Irán

El cleptócrata local/regional/global Netanyahu, sobre quien penden cuatro casos delincuenciales en su contra por megacorrupción (los casos 1000, 2000, 3000 y 4000, este último es el más ominoso), busca que Trump libre una guerra contra Irán hasta el último soldado estadounidense (sic), mientras el ejército de Israel mantiene y/o prepara tres guerras de baja intensidad en sus fronteras ilegales contra los sitiados palestinos de Gaza/Cisjordania, Líbano y en las ocupadas alturas del Golán de Siria donde se ha enfrascado en una triple guerra contra Damasco/Irán y la guerrilla chiíta Hezbolá (https://goo.gl/zyggB7).

Netanyahu intenta despojar la propiedad del bloque 9 gasero de Líbano que ha concretado un acuerdo extractivo con Rusia/Francia/Italia, donde quedaron fuera Trump y la empresa texana Noble Energy (https://goo.gl/buq5aF).

La acrobacia de Netanyahu es triple y de alto riesgo, debido a que es probable que, al borde del precipicio judicial, busque una fuga hacia adelante mediante una guerra en cualquiera de los frentes mencionados, según la prensa israelí (https://goo.gl/a5dxpi), cuando es perseguido al borde del precipicio por la implacable justicia de su país (https://goo.gl/hEQ1P2), mientras intenta enajenar el gas de Gaza y Líbano, sin dejar su objetivo de mediano plazo de decapitar a Irán, hoy máximo vencedor geopolítico en Irak/Siria/Líbano.

En sus teatros de batalla, Bibi cuenta con el indefectible apoyo de Trump y su polémico yerno Jared Kushner, quienes le han lanzado un fugaz salvavidas con el anuncio de abrir intempestivamente el traslado unilateral de la embajada de Estados Unidos (EU) a Jerusalén en el aniversario 70 de la creación del Estado sionista (https://goo.gl/kfRpaK), lo cual ha valido el repudio de la aplastante mayoría del planeta.

Durante la lúgubre CSM, el bravucón Netanyahu, quien se ha vuelto un personaje tragicómico en el manejo de hilarantes y delirantes pancartas, inventando inexistentes bombas nucleares de Irán, mostró lo que aseveró ser un pedazo del drone iraní derribado en las ocupadas alturas del Golán de Siria y conminó al ministro de Relaciones Exteriores del país persa, Javad Zarif, llevar un mensaje al ayatola Jamenei de que Israel estaba dispuesta a golpear a Irán, así como a sus aliados en la región (https://goo.gl/UnHYyj). ¡La guerra total de Bibi!

Zarif se mofó de Bibi por operar su circo caricaturesco y replicó que con el derribo del avión israelí por Siria se había destruido la así llamada invencibilidad del Estado sionista.

Mata de risa cuando Bibi evoca nuestra (sic) región (sic), ya que Israel –Estado racista/paria/ apartheid,único país en poseer un máximo de 400 bombas nucleares– se encuentra aislado y marginado en esa misma región debido a su política irrendentista y de despojo.

Según Bibi, el muy peligroso desarrollo para nuestra (sic) región (sic), es que mientras sus aliados yihadistas –que la prensa israelí admite financia Israel (https://goo.gl/xzPzro)– comprimen (sic) su territorio e Irán lo reocupa, éste trata de establecer un imperio (sic) continuo que rodea Medio Oriente desde el sur de Yemen y trata de crear un puente terrestre desde Irán hasta Irak, Siria, Líbano y Gaza. ¡Imperio: vaya hipérbole!

Zarif también habló en la CSM –cuyo discurso fue obviamente escamoteado por los mendaces multimedia israelí-anglosajones que dominan Occidente– y exhibió la política de agresión y de represalias masivas de Israel contra sus vecinos, así como sus incursiones diarias en Siria y Líbano.

El israelí Amos Harel comenta que “implicar que Israel, la mayor potencia militar en la región, es víctima desvalida de la agresión iraní atenta contra la verdad y daña la disuasión por el terror (deterrence) de Israel (https://goo.gl/VpYbQW)”.

Resalta la sincronía entre la tripleta Trump/Kushner/Kissinger (consejero oficioso del presidente tras bambalinas a sus 94 años) y su supremo aliado Netanyahu.

Trump ha amenazado retractarse del creativo acuerdo nuclear con Irán conseguido por Obama, con el restante de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, más Alemania: levantar las sanciones a cambio de mantener su programa de enriquecimiento nuclear a 20 por ciento para fines de investigación (nota: para fabricar una bomba nuclear se requiere un enriquecimiento mayor a 90 por ciento).

A mi juicio, Netanyahu presiona a sus íntimos aliados Trump/Kushner/Kissinger para que EU rompa el tratado nuclear con Irán, lo cual afectaría las relaciones con la Unión Europea, no se diga con las de por sí evisceradas relaciones con Rusia y China, que buscan mantener el acuerdo.

El canciller Zarif sugirió que Netanyahu podría estar escalando las tensiones con Irán simplemente como distractor de su “crisis doméstica (https://goo.gl/C2FpPQ)”; por cierto, mi tesis desde el inicio.

Al margen de la CSM, John Kerry, secretario de Estado con Obama, quien fue uno de los creativos arquitectos del acuerdo nuclear con Irán, comentó que los asertos de Netanyahu sobre la posesión de bombas nucleares por el país persa no son fundamentalmente precisos (sic).

Matt Drake, del rotativo británico Express, arguye que la tensión de Israel e Irán incrementa la probabilidad de una tercera guerra mundial (https://goo.gl/QaLfVC).

Sucede que Israel siempre se ha comportado como un cañón suelto, pero nunca como ahora, debido a que goza del apoyo irrestricto de Trump/Kushner/Kissinger, como acepta Stephen Roberts, connotado académico estadunidense, en un artículo para el rotativo israelí Haaretz en el que señala que Israel se esta volviendo rápidamente un Estado paria (sic). Y Trump es cómplice en su caída cuando EU ya no puede frenar al ala más destructiva de la extrema derecha de Israel (https://goo.gl/h3xLsK).

Curiosamente, la prensa iraní no dio mucho espacio a las fanfarronadas de Netanyahu y se centró en advertir de que “Irán no permitirá a EU desmembrar Siria (https://goo.gl/1g3Koj)”.

El portal iraní HispanTV en español señala que Israel y EU se preparan para un simulacro de ataque contra Hezbolá cuando del 4 al 15 de marzo emprenderán ejercicios militares conjuntos y simulacros de ataques de gran envergadura con la participación de 2 mil soldados de Israel y 2 mil 500 efectivos de EU, los cuales, según el general Tzvika Haimovich, responsable del sistema de defensa antiaérea de Israel, son “un paso más para mejorar la preparación de las fuerzas de guerra israelíes para la batalla (https://goo.gl/u9HMZx)”.

De todos los frentes de Bibi, pareciera que Líbano, debido a sus yacimientos gaseros, ha sido seleccionado como el teatro de la próxima guerra de Trump y Netanyahu, además de intentar decapitar a la guerrilla libanesa chiita de Hezbolá, gran aliada de Irán y Siria.

Este artículo fue publicado en La Jornada


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Analista mexicano, de origen libanés, especializado en relaciones internacionales, economía, geopolítica y globalización. Es profesor en la UNAM y publica regularmente en periódicos como La Jornada y el El Financiero. Es un comentarista frecuente en medios internacionales de televisión como teleSUR, entre otros.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.