• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El exmandatario cerró su campaña electoral el jueves en Santiago.

El exmandatario cerró su campaña electoral el jueves en Santiago. | Foto: Reuters

Publicado 15 diciembre 2017

A pesar de haber asegurado en varias ocasiones que rechazó la continuidad de Pinochet en el poder, el candidato derechista no logra desvincularse.

El candidato a la Presidencia de Chile, Sebastián Piñera, buscará corregir las reformas tributarias y sociales impulsadas por la presidenta Michelle Bachelet, que a su juicio han arrastrado a la economía a su peor desempeño en casi una década.

"Los chilenos necesitamos cambios, pero cambios bien hechos, basados en el diálogo y los acuerdos y no en la confrontación o la retroexcavadora. Chile necesita superar este clima de estancamiento y recuperar la senda del progreso", dijo Piñera durante el acto de cierre de campaña en un teatro de la capital (Santiago).

 

El exgobernante de derecha (2010-2014) prometió que duplicará el crecimiento de la economía del mayor productor mundial de cobre y dejará a la nación suramericana a las puertas del desarrollo.

>> Candidatos presidenciales chilenos cierran campaña electoral

Asimismo, planea reducir programas como el Sense y Más Capaz, que se basan en realizar ayudas sociales de capacitación de empleo, aunque aseguró que “no es que los programas se van a terminar, sino que se van a reasignar a programas eficientes”.

Sebastián Piñera aplicó durante su Gobierno una agenda neoliberal y las nuevas propuestas para este proceso no parecen ser distintas.


¿Quién es?

Sebastián Piñera es ingeniero comercial con mención en Economía de la Pontificia Universidad Católica de Chile y máster y doctor en Economía de la Universidad de Harvard, Estados Unidos. 

Militante del partido derechista Renovación Nacional, fue candidato a senador entre 1990 y 1998. En 2005 se enfrentó a Michelle Bachelet por las presidenciales, representando a la coalición de derecha, en ese entonces llamada "Alianza por Chile". Logró el 46,5 por ciento de los votos, los que no le alcanzaron para gobernar el país.

En 2009 se lanzó por segunda vez por la carrera presidencial y en enero de 2010 ganó con el 51,6 por ciento de los sufragios.

Actualmente es la carta de la derecha albergada en el pacto "Chile Vamos" para el balotaje del domingo.

Algunas encuestas lo ubican como el favorito, pero los conflictos de interés por su rol de empresario, las políticas conservadoras llevadas durante su campaña y representar el ala nacional que apoyó a la dictadura de Augusto Pinochet, le pisan los talones.

En 2005, siendo candidato presidencial, decidió ir a jugar tenis tras votar en las elecciones presidenciales y parlamentarias de esa ocasión. EFE

 

La política empresarial

Antes que político, Piñera es empresario. Se inició en el sector inmobiliario con la constructora Coltén desde donde saltó a las finanzas para presidir el primer banco de negocios de Chile: Citicorp. Luego, creó la empresa que introdujo el pago por tarjetas. Participó en la creación de las empresas CMB S.A.; Inmobiliaria Aconcagua; Inmobiliaria Las Américas S.A.; y Editorial Los Andes.

También fue inversionista de las aerolíneas Lan Chile -hoy Latam Airlines- tras la fusión con Brasil TAM líneas Aéreas. Además, obtuvo la filial chilena de Apple, lideró la cadena televisiva Chilevisión y formó parte de la junta del equipo de fútbol Colo-Colo con la sociedad anónima Blanco y Negro, representando un gran revés para el Club Social y Deportivo del cuadro local con más adeptos.

En 2017 logró un capital estimado en 2.700 millones de dólares, según la revista Forbes.

Sebastián Piñera durante su investidura como presidente en 2010 en el Palacio de la Moneda, sede del Gobierno en Santiago de Chile. Foto: EFE

 

Casos de conflictos de interés 

El exmandatario se ha visto involucrado en varios conflictos de interés porque nunca se desligó de las empresas aún siendo presidente. El último de ellos ocurrió tras una importante inversión en la Pesquera Exalmar de Perú, donde Piñera había invertido dinero a través de Bancard a fines de 2010. 

El caso llegó a los tribunales en 2017 mediante una prueba en la que se mostraba un correo de un analista de Bancard remitido a Piñera en 2010, documento desmentido por el expresidente. 


Apoyo a la dictadura pinochetista

Piñera no logró desligarse del favoritismo y lealtad por parte del pinochetismo y los militares derechistas chilenos. 

Durante su juventud fue defensor del régimen. En 2013 cerró el conflictivo "Penal Cordillera", recinto exclusivo en el que varios militares y civiles acusados por violación a los derechos humanos, pagaban sus penas en ostentosas condiciones, enviándolos a "Punta Peuco", una cárcel que no es tan lujosa como la anterior, pero cuenta con muchas comodidades para sus reclusos "vip". Este hecho le costó en ese momento varias críticas por parte de la derecha.  

"El hecho de haber participado en el gobierno militar no significa ningún pecado. El hecho de haber tenido poder y haber podido evitar violaciones a derechos humanos para mí, sin duda, constituye un reproche moral”, argumentó Piñera durante el primer debate presidencial con la totalidad de candidato, celebrado en septiembre de 2017. 

 

 

Propuesta de Gobierno de Sebastián Piñera

Educación 

Sus esfuerzos estarán enfocados en lograr la excelencia escolar. Anunció un nuevo sistema para acceder a la educación superior, como también la abdicación de la reforma educacional de Michelle Bachelet. Eliminará el Crédito con Aval del Estado (CAE).

En cuanto a la educación gratuita y universal (para todos), proclamó que sólo se destinará gratuidad para el 50 por ciento de los estudiantes más vulnerables. Plantea un nuevo sistema único de becas y créditos, "solidario" y administrado por el Estado, en que el pago de los créditos será contingente al salario, con un tope máximo del 10 por ciento del sueldo, una vez que el alumno haya egresado y tenga ingresos. A lo que se agrega una condonación del saldo de la deuda al cabo de un período máximo de pago de 15 años. 

 

 

 

Sistema de pensiones 

Mientras la inmensa mayoría de los chilenos se movilizan por terminar con las AFP (Administradora Privada de Fondos de Pensiones) por considerarlas un negocio que se lucra con el dinero de las personas, el candidato las defiende y sólo propone una reforma al actual sistema. Aspira a crear una política de inclusión social y la modificación del sistema de pensiones de clase media. Su hermano José Piñera es el ideólogo de las AFP.

Dirigentes del movimiento estudiantil chileno rechazaron la propuesta de Piñera, que se opone a la educación gratuidad y propone, en su lugar, continuar con el sistema de créditos estudiantiles y becas. EFE

 

Empleo 

Piñera se enfocará en el "crecimiento económico" y asegura que aumentará la creación de empleos, y el aumento en un 42 por ciento el aporte fiscal al Pilar Solidario.

Asimismo, anunció una revisión a la reforma laboral -aún en marcha- de Bachelet. Piñera intentará impulsar leyes de teletrabajo, sala cuna universal, potenciando el trabajo de jóvenes y de la tercera edad.

Constitución 

Actualmente, Chile se rige con la Constitución de 1891 elaborada en dictadura. Sin embargo, una nueva Constitución no está en los planes del empresario, quien plantea sólo reformas.

Corrupción 

En este ámbito, propone un plan de austeridad que establece el congelamiento de contrataciones en la administración pública, de gastos en viáticos y horas extras, además de sueldos de asesores ministeriales; una reducción de un 10 por del gasto en asesores a honorarios; y regulación estricta de viajes de funcionarios públicos y municipales al extranjero.

Sistema tributario

El candidato aseguró que simplificará el sistema tributario y bajará el impuesto de primera categoría que pagan las empresas. Propone bajar el impuesto a las empresas, pero en beneficio de los empresarios.  

>> Candidatos hablan de economía pero obvian desigualdad en Chile

Género y aborto 

Anunció posibles cambios en la ley de aborto en tres causales, la que revisará "con profundidad", asegurando que "el aborto terapéutico es un engaño". Esta ley, recientemente aprobada, fue considerada como un triunfo para las mujeres en Chile.

Además, se opone al matrimonio igualitario porque "se da entre un hombre y una mujer". Aún no ha propuesto agendas programáticas sobre la violencia de género y el feminicidio, cuyas tasas en Chile ascienden cada año. Sin embargo, no descartó la adopción homoparental, indicando que la ley de adopción debe enfatizar "el interés superior del niño". 

En 2011 durante el acto de firma de un proyecto de ley del "Acuerdo de Vida en Pareja (AVP)", que legaliza las uniones civiles, incluidas aquellas entre personas del mismo sexo. Foto: EFE

 

Salud

El exmandatario presentó cinco puntos para reformar el actual sistema de salud pública primaria. Omite, además, la necesidad popular de costear operaciones y enfermedades graves, que propone la Ley Ricarte Soto, emanada desde la ciudadanía. Plantea potenciar los hábitos de alimentación saludable. 

Trabajo

Este tópico es uno de sus caballos de batalla desde su perfil de "empresario". Hay que "mejorar los salarios porque no hay mejor política de desarrollo que el crecimiento y no hay mejor política laboral que el pleno empleo", expresó sin explicar cómo lo logrará. También promete hacer una revisión a la reforma laboral de la actual presidenta, la que se encuentra en marcha de manera incipiente, y propuso una nueva Ley de Trabajo y Familia.

Piñera en la región

El exmandatario se ha mostrado cercano a los actuales gobiernos de Argentina y Colombia; mientras que Cuba, Venezuela y Bolivia son países a cuyos presidentes critica constantemente. Ha responsabilizado a Nicolás Maduro "de la gravísima crisis política, económica y humanitaria", agregando que "la voluntad de ese gobierno es conducir a Venezuela hacia una dictadura".

El dato: El exmandatario es comparado por la sociedad chilena con Donald Trump, no sólo por un perfil similar, sino también por constantes "desatinos" a los que la ciudadanía bautizó como "Piñericosas", basados en una aparente dislexia y falta de inteligencia emocional en temas sensibles. Actualmente, las encuestas lo tienen como favorito: las consultoras CER-Mori lo cifraron el pasado 1 de octubre con un 44 por ciento de los encuestados.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.