• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Este 30 de abril el presidente Nicolás Maduro anunció un aumento de 95 por ciento del salario mínimo.

Este 30 de abril el presidente Nicolás Maduro anunció un aumento de 95 por ciento del salario mínimo. | Foto: AVN

Publicado 30 abril 2018

Los aumentos constantes del salario mínimo, los bonos sociales y fortalecimiento de las misiones responden a las sanciones y bloqueo financiero contra la nación suramericana.

Desde el inicio de la Revolución Bolivariana en 1999 se han realizado 44 aumentos de salario en el país para proteger a la clase obrera y los jubilados. Esta medida se ha ido potenciando año tras año ante la guerra económica: especulación, inflación inducida, contrabando de productos hacia Colombia, ataque a la moneda, sanciones y bloqueo financiero.

La protección de los venezolanos se ha caracterizado por el aumento constante de la inversión social en el país, que este año se ubicó en 73 por ciento para priorizar la estabilidad económica de la nación, en respuesta a las sanciones aplicadas a Venezuela por Estados Unidos (EE.UU.) y la Unión Europea (UE).

Aunado a los aumentos de salarios, el Gobierno Bolivariano ha emprendido diversos programas sociales que buscan asistir a los hogares venezolanos y contrarrestar los efectos negativos de la guerra económica. 

Aumento salarial, una política sostenida

La revisión de los salarios ha sido una política sostenida desde el mandato de Hugo Chávez hasta el actual Gobierno de Nicolás Maduro. El aumento más reciente ocurrió este 30 de abril: Con 95 por ciento de incremento el salario pasó de 392.646 bolívares a un millón bolívares, con vigencia desde el pasado 15 de abril. También el Cestaticket Socialista subió a 1.555.500 bolívares.

De los 44 aumentos decretados durante la Revolución Bolivariana, 22 corresponden al Gobierno de Nicolás Maduro (nueve en los últimos dos años). Se trata de seguir la reivindicación salarial de los trabajadores, pero ahora se ha convertido en defensa del ingreso ante la inflación inducida, las sanciones económicas unilaterales y el bloqueo financiero.

"La causa de la inflación en Venezuela no es atribuible a la disminución de los niveles de producción, tampoco se debe al aumento de la liquidez monetaria, conocida coloquialmente como la impresión de billetes y monedas 'inorgánicos', como tampoco es causada por el aumento de los salarios. La inflación, desde agosto de 2012, está siendo inducida mediante la manipulación del tipo de cambio ilegal", explica Pascualina Curcio en su artículo "Propuestas para detener la inflación inducida en Venezuela".

Este lunes, el presidente Nicolás Maduro exigió nuevamente el cese del bloqueo financiero contra Venezuela. "El sistema Euroclear nos tiene secuestrados 1.200 millones de euros que ya estaban comprometidos para comprar alimentos y medicinas para el pueblo. Lo que ellos (gobiernos occidentales) llaman ayuda humanitaria es pura manipulación para hacerle daño a Venezuela. Si quieren ayudar, entonces desbloqueen nuestros recursos. Nosotros no somos mendigos de nadie", exclamó el mandatario.

En noviembre de 2017, la proveedora de servicios financieros Euroclear retuvo 1.650 millones de dólares de Venezuela que serían destinados a la compra de alimentos y medicinas. Esto como parte de las sanciones unilaterales de EE.UU.

Otras consecuencias derivadas de las sanciones impuestas contra Venezuela:

- En julio de 2016 las cuentas bancarias del Banco Central de Venezuela y del estatal Banco de Venezuela cerradas por Citibank, dificultaron el pago a proveedores de bienes esenciales para el país.

- También en noviembre de 2017, el laboratorio BSN Medical, de Colombia, canceló el despacho para Venezuela del tratamiento para malaria (Primarquina). 

- En noviembre de 2017, el Banco Wells Fargo retuvo y anuló pago de 7,5 millones de dólares, por concepto de venta de energía a Brasil.

- Diciembre de 2017: 2.200 toneladas de carne de cerdo fueron retenidas por dos semanas en la frontera con Venezuela. Varias toneladas se pudrieron durante la retención.

A raíz de estas sanciones, el Gobierno venezolano ha sostenido la importancia de mantener los programas sociales y los aumentos de salarios.

Carnet de la Patria

En 2017, el presidente Nicolás Maduro creó el Carnet de la Patria para atender de forma directa a la población más vulnerable, cuyos salarios sufren los embates de la guerra económica.

Se trata de una herramienta tecnológica que utiliza el código VeQR y una plataforma online. Su objetivo: abordar de manera más amplia y eficaz la protección social, es decir, llegar a todas las familias venezolanas y atender las diferentes situaciones.

Los venezolanos escanean el código VeQR para acceder a los bonos sociales y misiones. El beneficio llega del Estado a las familias sin intermediarios, sin papeleos y sin acudir a oficinas.

 

Para aceptar los beneficios sociales, los venezolanos tienen una chequera digital en la página patria.org.ve, desde la cual se transfieren directamente a sus cuentas bancarias. 

A través del Carnet de la Patria también se lleva el registro de otras asistencias sociales: la regularidad de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), el acceso a la atención médica y a consultorios de Barrio Adentro, entre otros programas.

Sistema de bonos

También en 2017, el presidente Maduro creó los bonos sociales dirigidos a la población más vulnerable y asignados según las diferentes necesidades y condiciones de las familias venezolanas.

 

Viviendas y pensionados

En abril de este año fueron entregadas 2.068.766 casas como parte del programa Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), creada en 2011 para otorgar hogares dignos a las personas de bajos recursos. La meta es tres millones de viviendas para 2019 y cinco millones en los siguientes años.

También este año, el país suramericano pasó a tener una cobertura del 100 por ciento de pensionado, con la implementación desde 2011 de la Gran Misión En Amor Mayor. Este plan permite a mujeres y hombres, mayores de 55 y 60 años respectivamente, obtener una pensión pese a no haber cotizado en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS).

Los beneficiarios de la Gran Misión En Amor Mayor son personas que trabajaron de manera informal o independiente: vendedores, en el sector construcción, en casas de familias.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.