• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Mike Pompeo realiza una gira por países de Medio Oriente para reunir nuevos apoyos en los esfuerzos de Washington por socavar la influencia iraní en la región.

Mike Pompeo realiza una gira por países de Medio Oriente para reunir nuevos apoyos en los esfuerzos de Washington por socavar la influencia iraní en la región. | Foto: Reuters

Publicado 22 marzo 2019

El Gobierno de Donald Trump asegura que "continuará aplicando una presión sin precedentes" a la nación persa.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos (EE.UU.) anunció este viernes la imposición de una nueva ronda de sanciones contra el Gobierno de Irán.

LEA TAMBIÉN: 

Irán denunciará a EE.UU. por crímenes de lesa humanidad

Las medidas coercitivas fueron dirigidas en esta oportunidad contra 17 entidades y 14 científicos y técnicos vinculados al extinto programa de desarrollo nuclear de la nación persa.

Las instituciones alcanzadas por las sanciones participaban en los programas estatales de la Organización de Innovación e Investigación para la Defensa de Irán, a la que el Gobierno de Donald Trump señala por supuestamente haber trabajado en el desarrollo de "armas de destrucción masiva".

"EE.UU. continuará aplicando una presión sin precedentes a Irán, hasta que cese su comportamiento maligno", expresó este viernes el secretario de Estado estadounidense, Michael Pompeo, durante una visita oficial al Líbano.

Pompeo se encuentra realizando una gira por países de Medio Oriente con el objetivo de reunir nuevos apoyos en los esfuerzos de Washington por socavar la influencia iraní en la región.

El pasado lunes el presidente de Irán, Hasán Rohani, aseguró que las sanciones de EE.UU. contra la República Islámica constituyen "crímenes contra la humanidad". "Los estadounidenses tienen una sola meta: quieren volver a Irán y volver a gobernar la nación", afirmó.

En agosto de 2018, Washington restableció sanciones contra el sector automotor de Irán y su comercio aurífero. Posteriormente en noviembre extendió las medidas al sector petrolero, al Banco Central de Irán, y a las operaciones portuarias y marítimas del país persa.

Se trata de las mismas restricciones que el Gobierno estadounidense levantó en 2015 en el marco de la entrada en vigor del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) firmado en ese entonces por Rusia, EE.UU., el Reino Unido, China, Francia, Alemania y la Unión Europea, donde Irán se comprometió a no reanudar tareas relacionadas con la fabricación de armas atómicas.

El Gobierno de Donald Trump se retiró del PAIC en mayo de 2018 acusando a Teherán de desarrollar un programa secreto, pese a los informes del Organismo Internacional de Energía Atómica que señalan lo contrario.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.