• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El nuevo presidente de Guatemala, deberá asumir las riendas de un país marcado por la pobreza, la corrupción y un serio problema migratorio.

El nuevo presidente de Guatemala, deberá asumir las riendas de un país marcado por la pobreza, la corrupción y un serio problema migratorio. | Foto: CELAG

Publicado 14 enero 2020



Blogs



Guatemala, determinado como "tercer país seguro" por el presidente de Estados Unidos (E.E.U.U), Donald Trump, cuenta con un fuerte problema migratorio que el nuevo mandatario deberá solventar.

El presidente electo de Guatemala, Alejandro Giammattei, de 63 años de edad, asume este martes el cargo y recibe una nación con fuertes retos políticos económicos y sociales, que se reflejan en tres grandes problemas: la pobreza, la corrupción y la migración.

LEA TAMBIÉN:

Pdte. electo de Guatemala denuncia presunto atentado en su contra

La ceremonia del traspaso de la banda presidencial está programada para celebrarse este martes en el teatro nacional Miguel Ángel Asturias de la capital guatemalteca.

Pobreza

Con el cargo presidencial, Giammattei, recibe la responsabilidad de dirigir un país en el cual 59.3 por ciento de la población se encuentra en pobreza, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2014 (ENCOVI) del Instituto Nacional de Estadística.

Según Sergio Rosales, asesor profesional de la Subdirección de Evaluación Social del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), el 61.1 por ciento de los guatemaltecos son multidimensionalmente pobres, es decir, carecen de al menos 5 indicadores que se derivan de cinco áreas que son: salud y seguridad alimentaria y nutricional, educación, empleo digno, vivienda y acceso a servicios básicos.

“Se puede afirmar que tres de cada cinco guatemaltecos están en pobreza independientemente de la medida”, señala el coordinador del Informe Nacional de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Gustavo Arriola.

Corrupción

Por otro lado, en los informes presentados por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) se percibe cómo el país cuenta con un historial de corrupción que se refleja, por ejemplo, en el hecho de que tres de sus últimos cinco presidentes han ido a dar a la prisión.

Incluso la Corte Suprema de Justicia (CSJ) aprobó en 2017, un antejuicio contra el presidente saliente, Jimmy Morales. La petición fue presentada por el Ministerio Público y la CICIG, que acusaban al mandatario de recibir y ocultar fondos durante la campaña electoral donde resultó ganador.

"El descubrimiento de “plazas fantasma” en distintos órganos del sistema deja en evidencia la aspiración patrimonial de muchos personajes de la clase política, cuya motivación de servicio se basa en el anhelo de servirse de lo público, de convertir al Estado en su empresa y de aprovecharse de los recursos que no les pertenecen a ellos, sino al pueblo de Guatemala." reveló la CICIG en un comunicado publicado en agosto del 2019.

Migración

Guatemala, donde la pobreza y la violencia expulsaron en los últimos seis meses a 235.000 de sus habitantes —el 1.5 por ciento de su población- fue declarada como "tecer país seguro" por el presidente estadounidense, Donald Trump, una medida que obliga a la nación a acoger a los solicitantes de asilo en EE.UU. que hayan cruzado por ese territorio.

El cuadro anterior torna complicado el tema migratorio, ya que las autoridades de Guatemala han reconocido que el país no tiene capacidad para albergar a los miles de centroamericanos que día tras día emprenden el viaje hacia E.E.U.U.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.