• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La protesta concentró a cerca de 2.000 residentes frente a la Consejería de Sanidad de Madrid.

La protesta concentró a cerca de 2.000 residentes frente a la Consejería de Sanidad de Madrid. | Foto: EFE

Publicado 13 julio 2020


Blogs



Los manifestantes reclaman mejor remuneración y adecuadas condiciones laborales.

Los médicos y otras profesiones sanitarias que están en proceso de formación como especialistas (denominados residentes) en la región de Madrid comenzaron una huelga indefinida para protestar contra la "explotación", que dicen sufrir en su trabajo en los hospitales locales.

LEA TAMBIÉN:

Justicia española declara ilegal cuarentena en Lérida, Cataluña

Unos 4.600 trabajadores residentes en formación (médicos, enfermeros, personal de farmacia o radiofísicos) están llamados a la huelga a partir de este lunes tras fracasar las negociaciones con el Gobierno regional de Madrid para mejorar sus condiciones.

En su primera jornada de paro, protagonizaron protestas a las 08H00 en sus respectivos hospitales, antes de acudir a la manifestación, que reunió a 2.000 asistentes ante la sede de la Consejería de Sanidad madrileña.

Ataviados con sus batas blancas, protestaron ante la Consejería de Sanidad de Madrid con mensajes como "Lo llaman formación y no lo es, es explotación, es lo que es", o pancartas en las que se podía leer: "Llevo 24 horas trabajando, ¿te atiendo?".

Los residentes han manifestado que quieren reivindicar su papel esencial durante la pandemia, "dejándose la piel con sueldos de becarios", y exigen que el Gobierno madrileño se siente a negociar un convenio que mejore sus condiciones laborales.

Los manifestantes recibieron el apoyo de muchos vecinos de las calles por las que transitó la manifestación, con aplausos desde los balcones y también algunos funcionarios de la Consejería de Sanidad, que les aplaudieron cuando coreaban "Sanidad pública".

El personal sanitario en España, después de su formación universitaria, debe realizar la especialización, previa aprobación de un examen, y en ella se incluye el trabajo en centros hospitalarios o centros de salud, adscritos a los Gobiernos regionales.

Su labor fue (y sigue siendo) fundamental durante la pandemia asociada al nuevo coronavirus, que tuvo especial incidencia en Madrid, por lo que a las quejas ya conocidas por sus condiciones de trabajo y su remuneración, se une el cansancio después de meses en los que la Sanidad pública sufrió un fuerte estrés.

La Comunidad de Madrid, junto con Cataluña y Baleares son las tres regiones españolas con mayor privatización sanitaria en los últimos años, según un informe de 2019 de la Federación de Asociaciones para la Defensa Sanidad Pública (Fadsp), con datos de los últimos seis años.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.