• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Pescadores del pueblo de Chuao apoyan a la FANB a interceptar a los mercenarios y ponerlos a la orden de la justicia.

Pescadores del pueblo de Chuao apoyan a la FANB a interceptar a los mercenarios y ponerlos a la orden de la justicia. | Foto: @NicolasMaduro

Publicado 6 mayo 2020


Blogs



Casi 60 años después de los hechos de la invasión a Playa Girón en Cuba, la incursión armada perpetrada en las costas venezolanas, revive el fantasma de la agresión yanqui sobre los países de América Latina.

La invasión mercenaria del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) por Playa Girón contra la Revolución Cubana ocurrió hace casi 60 años. Sin embargo, es recordada actualmente ante la incursión armada registrada el pasado 3 de mayo en costas venezolanas y revive las acciones injerencistas estadounidenses sobre países de América Latina.

LEA TAMBIÉN:

Pdte. de Venezuela, Nicolás Maduro, anuncia detención de cuatro nuevos terroristas en las últimas horas

Un grupo armado pretendía ingresar al territorio venezolano por la localidad de Chuao, en el estado Aragua y la zona costera de Macuto, en el estado de La Guaira, con objetivos muy precisos de causar desestabilización en el país y secuestrar al jefe de Estado, Nicolás Maduro, para ser llevado a EE.UU.

Entre ambos hechos hay coincidencias que reflejan que los intereses de EE.UU. siguen siendo los mismos en la región, lo que conlleva evaluar las consecuencias que este tipo de agresión tiene para los pueblos del continente.   

Preparación de la invasión

El plan de la invasión a Playa Girón fue preparado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés), que facilitó entrenamiento, armamento y todo lo necesario a los mercenarios  del contingente invasor conformado por batistianos y personas que buscaban recobrar lo perdido, debido a las leyes de la entonces naciente Revolución Cubana.

Las autoridades gubernamentales de Venezuela han denunciado que el grupo de mercenarios que intentó la agresión fallida fue organizado en Colombia, donde existen tres campamentos de desertores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) que fueron entrenados y armados para infiltrarse en el país.

Acciones de preludio

Como mismo sucedió el 15 de abril de 1961 en Cuba, cuando aviones estadounidenses bombardearon los aeropuertos militares de Ciudad Libertad, Santiago de Cuba y San Antonio de los Baños como antesala de la invasión, con los propósitos de crear caos y destruir el armamento aéreo; en Venezuela ocurrieron acciones precedentes a la agresión mercenaria.

El narcotraficante venezolano y agente de la Administración para el Control contra las Drogas (DEA), José Alberto Socorro Hernández, alias "Pepero" recibió instrucciones para realizar acciones violentas en la parroquia Petare, en el estado Miranda, para distraer a las fuerzas de seguridad del Estado.

Objetivos

Los objetivos de la denominada "operación Gedeón" en Venezuela eran generar desestabilización, violencia y atentar contra miembros del Gobierno. Asimismo, los grupos armados pretendían detener al presidente Nicolás Maduro y llevarlo a Estados Unidos para ser juzgado por presuntos delitos de narcotráfico. Cada uno de esos propósitos respondían a uno principal: concretar un golpe de Estado en la nación.

De igual forma que en 1961, EE.UU. intentó destruir a la naciente Revolución Cubana en la invasión a Playa Girón. Para ello, se había trazado un plan bien definido: dominar una cabeza de playa para trasladar hacia allí al presidente que iba a ser reconocido por el Gobierno estadounidense.

Acción mercenaria

El 17 de abril de 1961 comenzaron a desembarcar por las inmediaciones de la Ciénaga de Zapata, en el sur de la occidental provincia de Matanzas, los mercenarios que pretendían derrocar a la Revolución Cubana.

Tres días y dos noches de intensos combates bastaron para derrotar a los 1.500 mercenarios que protagonizaron la agresión orquestada desde Washington y ejecutada por la CIA.

Por su parte, en Venezuela la acción armada también fue neutralizada de manera inmediata. El domingo 3 de mayo, los mercenarios entraron por la zona costera de Macuto, estado La Guaira, como parte de la "operación Gedeón" y rápidamente son interceptados.

Durante el operativo, las autoridades venezolanas incautaron diez fusiles, una pistola Glock 9 mm y dos ametralladoras Afag. De igual forma,se detuvieron a dos mercenarios y otros ocho fueron abatidos.

El pueblo enfrenta a los mercenarios

En las acciones para detener la invasión de Playa Girón en Cuba jugó un papel fundamental el pueblo organizado en las Milicias Nacionales Revolucionarias, que enfrentaron al enemigo y lucharon junto al Ejército Rebelde y la Policía Nacional Revolucionaria, de manera heroica.  

Similarmente,  los pobladores de la zona costeña de Chuao, en el estado venezolano de Aragua, actuaron interceptando a ocho de los mercenarios operación Gedeón y entregarlos a las FANB.

Agresiones desde EE.UU.

Durante la invasión a Playa Girón, en conjunto con los jóvenes artilleros antiaéreos, fue derrotada la aviación invasora y entre los derribados estaba el cadáver de un oficial estadounidense activo, lo cual constituyó una prueba material de la participación directa del Gobierno de EE.UU. en los hechos que ellos mismos habían negado y presentado como una revuelta interna entre militares cubanos.

Tal y como ocurrió en Cuba, el Gobierno de EE.UU., encabezado actualmente por Donald Trump, niega su implicación en la incursión armada contra Venezuela.  

No obstante, han sido difundidas pruebas por parte del Gobierno venezolano acerca de su responsabilidad en los hechos. Una de ellas fue la confesión de dos ciudadanos estadounidenses detenidos, identificados como Luke Alexander Denman y Airan Berry, quienes fueron contratados por una compañía cuyo director ha sido miembro del equipo de seguridad de Trump.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.