• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La violencia armada en la R. D. del Congo no ha cesado, en especial en la zona noreste del país, fronteriza con Uganda y Ruanda.

La violencia armada en la R. D. del Congo no ha cesado, en especial en la zona noreste del país, fronteriza con Uganda y Ruanda. | Foto: EFE

Publicado 24 septiembre 2020


Blogs



El grupo irregular ADF asesinó la noche del miércoles a cinco civiles en un poblado del norte de la R. D. Congo.

Un grupo de las llamadas Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF, por sus siglas en inglés) asesinó al menos a cinco civiles en un ataque lanzado este miércoles por la noche en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC).

LEA TAMBIÉN:

Incendio en R.D. Congo afecta almacén de medicamentos de Unicef

Los hechos tuvieron lugar en un poblado de Kivu del Norte, a unos 1.200 kilómetros al este de la capital, Kinshasa y fronterizo con Uganda y Ruanda, una compleja área del continente africano.

Los hombres armados irrumpieron en horas de la noche y asesinaron a unos cinco civiles, ejecutados a balazos y machetes, aunque pobladores del lugar refieren que este número de víctimas podría aumentar a medida que continúe la excavación en la región.

Habitantes de la zona, que ha sido asolada con anterioridad por grupos irregulares, lamentan la "pasividad de las FARDC [Ejército nacional de la RDC] después de las alertas realizadas".

Estos asesinatos se suman a una decena de muertos el domingo y lunes en otro sector de la misma región, lo cual ha motivado un nuevo desplazamiento forzado en las aldeas de la zona, al temer por su seguridad en medio de la actual situación.

Ya suma un total de 580 personas que los rebeldes del ADF, el grupo más letal de esta zona, han asesinado en Kivu del Norte desde noviembre del año pasado.

Las ADF es un grupo armado rebelde de origen ugandés que ha extendido sus operaciones al este del territorio de la República Democrática del Congo. Fue creado en 1995 (en medio de la guerra civil que derrocó a Mobutu Seseko dos años después).

Asimismo, juró lealtad al autoproclamado Estado Islámico (Daesh), el cual reivindicó a su vez un ataque a una instalación militar en el noreste del país.

El noreste de la R. D. Congo lleva más de 20 años sumido en un conflicto alimentado por la presencia de más de un centenar de grupos armados y simples bandidos y los ataques de soldados del Ejército, con el apoyo de la fuerza de paz de la ONU.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.