• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Rusia y Belarús exigieron el fin de la intervención de fuerzas extranjeras en el país.

Rusia y Belarús exigieron el fin de la intervención de fuerzas extranjeras en el país. | Foto: Twitter @mrsahuquillo

Publicado 23 agosto 2020


Blogs



El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia señaló que ve indicios de la normalización de la situación en Belarús.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, denunció la existencia de fuerzas externas que intentan ocasionar un baño de sangre en Belarús.

LEA TAMBIÉN:

Lukashenko acusa a Occidente de intervenir en Belarús

"Hay quienes quieren que la situación que se pacifica en Belarús derive en violencia, buscan provocar un derramamiento de sangre y que se repita el escenario ucraniano", dijo Lavrov en un foro que acoge la ciudad de Solnechnogorsk.

Al mismo tiempo, destacó que Moscú nota indicios de la normalización de la situación en ese país europeo.
"El pueblo bielorruso decidirá por sí mismo cómo salir de esta situación", destacó el ministro ruso, quien llamó al inicio de un amplio diálogo nacional en Belarús.

"Primero tiene que calmarse la situación y luego empezar un diálogo nacional; y creo que las propuestas sobre la reforma constitucional es una oportunidad muy buena para hacerlo", subrayó el canciller ruso.

La oposición, al exigir la salida del presidente de Belarús, Alexander Lukashenko, sigue el guión venezolano, afirmó el ministro ruso de Asuntos Exteriores.

"Los opositores proponen negociar con las autoridades actuales solo las condiciones de la salida del presidente de Belarús (...) Es similar a lo que ocurre en Venezuela, cuando la oposición pide la renuncia del presidente legítimo (Nicolás Maduro).

El canciller ruso añadió que algunas propuestas del opositor Consejo de Coordinación en Bielorrusia causan dudas desde el punto de vista de la legitimidad y algunas de ellas pueden ser calificadas como una incitación a las fuerzas del orden de violar su juramento.

Belarús es escenario de protestas a raíz de las elecciones presidenciales del 9 de agosto, que revalidaron para un sexto mandato al presidente Alexander Lukashenko, en el poder desde 1994.

Por otra parte, Lavrov, y su homólogo bielorruso, Vladimir Makei, expresaron este sábado durante una conversación telefónica su oposición a la interferencia externa en los eventos recientes en Belarús.

"Se señaló que la solución a los problemas actuales en Belarús es su asunto interno y que no requiere de la intervención extranjera e incluso más respecto a las instrucciones sobre quién y cómo conducir el diálogo", señaló la cancillería rusa en un comunicado.

De acuerdo con el comunicado, Lavrov y Makei enfatizaron la necesidad de que todas las fuerzas externas respeten la soberanía e independencia del país europeo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.