• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Cancillería rusa responsabilizó al Gobierno federal de Alemania, la Otan y la Unión Europea de las consecuencias de su actuación en este caso.

La Cancillería rusa responsabilizó al Gobierno federal de Alemania, la Otan y la Unión Europea de las consecuencias de su actuación en este caso. | Foto: Sputnik

Publicado 9 septiembre 2020


Blogs



Alemania aseveró que el opositor ruso Alexéi Navalni fue envenenado, pero no presenta pruebas médicas y objetivas.

La Cancillería de Rusia trasmitió este martes al Gobierno federal de Alemania su rechazo a acusaciones infundadas de este país en lo concerniente a la enfermedad y hospitalización del opositor ruso Alexéi Navalni.

LEA TAMBIÉN: 

Rusia dispuesta a cooperar con Alemania por caso Navalni

A través del embajador alemán, Géza Andreas von Geyr, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Moscú objetó "el evidente uso por Berlín de la situación como pretexto para desacreditar a nuestro país en la escena internacional", según el comunicado.

La Cancillería instó una vez más a la parte alemana a brindar una respuesta detallada de los datos médicos, incluidos los biomateriales, los resultados de exámenes y muestras de prueba de Navalni, ante la solicitud de la Fiscalía rusa.

"La ausencia de dichos materiales se considerará como una negativa del Gobierno alemán a establecer la verdad en el marco de una investigación objetiva", sostiene la nota.

El texto añade que las acciones de Berlín respecto al caso de Navalni se percibirán como "una grave provocación hostil contra Rusia que tendrá consecuencias para las relaciones bilaterales", y se responsabilizará al Gobierno federal de Alemania, sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la Unión Europea "de las consecuencias de tal política".

Enfermedad y hospitalización de Navalni

Alexéi Navalni fue trasladado a Berlín desde Rusia el pasado 22 de agosto tras pasar dos días en un hospital de la ciudad de Omsk, donde permanecía ingresado tras perder el conocimiento durante un vuelo procedente de la también central ciudad de Tomsk.

Los especialistas que lo trataron en Omsk le indujeron un coma, y a partir de sospechar que fue envenenado, lo trataron con atropina, medicamento que sirve como antídoto para los agentes nerviosos. Con posterioridad, los médicos de Omsk cambiaron su diagnóstico y divulgaron que padecía un trastorno metabólico.

En el hospital universitario Charité-Universitätsmedizin de Berlín, donde está internado Navalni, los médicos sostiene que fue envenenado con una sustancia inhibidora de colinesterasa, una enzima vital para el funcionamiento normal del sistema nervioso.

El Gobierno alemán informó a inicios de septiembre que análisis toxicológicos realizados por un laboratorio de las Fuerzas Armadas de ese país muestran que el opositor ruso fue envenenado con una sustancia neurotóxica incluida en la lista de sustancias prohibidas de la Convención sobre las Armas Químicas.

Rusia calificó de infundadas las declaraciones alemanas sobre lo ocurrido con Navalni y dijeron que esperan una respuesta oficial a las solicitudes hechas a Berlín. Este lunes la clínica Charité informó que Navalni fue sacado del coma inducido y responde a los estímulos verbales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.