• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Un nuevo lote de elementos del S-400 aterrizó en la base aérea de Murted, Turquía.

Un nuevo lote de elementos del S-400 aterrizó en la base aérea de Murted, Turquía. | Foto: EFE

Publicado 13 julio 2019





El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, que proporciona a Turquía aviones F-35, aún no ha respondido a la decisión de Turquía.

Otro avión militar ruso con componentes del avanzado sistema antiaéreo S-400 llegó este sábado a la base turca de Murted, en medio de una controversia con Estados Unidos e Israel sobre la adquisición de Turquía, miembro de la OTAN, de armamento de Rusia.

LEA TAMBIÉN:

Erdogan: Turquía usará sistemas rusos S-400 si es atacada

"El cuarto avión ruso con componentes para el S-400 aterrizó en la base aérea de Murted en los suburbios de Ankara", señaló el ministerio turco de Defensa a través de su cuenta de Twitter.

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, que proporciona a Turquía aviones F-35, aún no ha respondido a la decisión de Turquía de recibir el primer lote de los sistemas antimisiles S-400.

Desde el viernes empezaron a llegar los primeros componentes del armamento ruso en abierta oposición a la normas de la OTAN, que prohíbe a las naciones pertenecientes a la alianza atlántica la adquisición de material militar incompatible con los sistema defensivos de la organización.

Los principales representantes republicanos y demócratas en el Comité de Relaciones Exteriores y Servicios Armados del Senado instaron ayer a Trump a “implementar las sanciones, como lo exige la ley”, contra Turquía.

Por otra parte, el número dos de la coalición israelí Azul y Blanco, Yair Lapid, ha instado este sábado a Estados Unidos a dejar a Turquía sin cazas de combate de última generación F-35 en represalia por la adquisición de misiles antiaéreos rusos por parte de Ankara.

 "Estados Unidos debería cancelar el acuerdo de los F-35 con Turuqía o, de lo contrario, no habrá nada que se interponga a Turquía e Irán y sabrán cómo neutralizar el armamento más avanzado", escribió Lapid en un tuit.

La adquisición por parte de Turquía de los sistemas antiaéreos rusos S-400 fue ''una necesidad'', aseguró por su parte el ministro de Defensa, Hulusi Akar, en conversación telefónica con su homólogo estadounidense, Mark Esper.

Anteriormente, la Casa Blanca amenazó a Turquía con represalias si llegaba a adquirir el equipamiento fabricado en Rusia y aseguró que suspendería la entrega de los cazas de producción estadounidense F-35.

Turquía, miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), declaró que no dará marcha atrás al contrato de dos mil 500 millones de dólares suscrito con Moscú en diciembre de 2017.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.