• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
 Los bomberos de París advirtieron que el edificio sigue siendo muy frágil y extremadamente peligroso para trabajadores, restauradores y vecinos.

Los bomberos de París advirtieron que el edificio sigue siendo muy frágil y extremadamente peligroso para trabajadores, restauradores y vecinos. | Foto: EFE

Publicado 19 abril 2019

Desde el inicio, las autoridades francesas sostienen la hipótesis de un origen accidental de las llamas que consumieron durante horas parte considerable de la catedral gótica de París. 

Una primera evaluación indica que la causa más probable es que un cortocircuito provocase el incendio en la catedral francesa, de más de 800 años de existencia. Así lo ha manifestado un oficial de la policía judicial francesa, quien explicó que están a la espera de que unas tablas de madera soporten algunas partes frágiles de las paredes de Notre Dame. 

LEA TAMBIÉN:
Macron activa 60 mil policías para marcha de chalecos amarillos

Las autoridades francesas han mantenido la hipótesis de un origen accidental de las llamas que consumieron durante horas parte considerable de la catedral el 15 de abril. El presidente Emmanuel Macron celebró el pasado jueves una ceremonia para agradecer a los cientos de bomberos que pusieron en peligro sus vidas durante nueve horas, evitando la destrucción de la estructura y rescatando muchas de las reliquias importantes que se encuentran en el interior.

Entre los bomberos homenajeados se encuentra el capellán de la brigada de bomberos de París, Jean-Marc Fournier, quien reconoció que se acreditó falsamente para ayudar a salvar la corona de espinas que se cree que usó Jesús en su crucifixión. El capellán dijo que un equipo de rescatistas rompió la cubierta protectora de la reliquia y un funcionario que tenía el código secreto para desbloquear la protección terminó el trabajo. 

 
"Los parisinos se reunieron frente al Ayuntamiento para mostrar su gratitud a quienes salvaron a Nuestra Señora. Emoción", compartió la cuenta del ayuntamiento de París en Twitter. 
 

Macron congratuló a todos los que participaron en las labores y entregó una medalla por su valentía y devoción. Los bomberos de París advirtieron que el edificio sigue siendo muy frágil y extremadamente peligroso para los trabajadores, los expertos en restauración y los vecinos. La policía cerró una gran franja de la isla en la que se encuentra Notre Dame y el área continúa bloqueada desde que se produjo el incidente.

Los trabajadores están usando una grúa para quitar algunas estatuas con el fin de disminuir el peso sobre las tejas y las paredes de apoyo. También están asegurando con tablas de madera la estructura sobre uno de los rosetones. Francia discute cómo será la “nueva Notre Dame”: si se recuperará la estética medieval, como aparece en el libro Víctor Hugo, “Nuestra Señora de París”, o si será una construcción moderna. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.