7 conclusiones sobre las elecciones intermedias en EE.UU. | Opinion | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Alexandria Ocasio-Cortez en el Bronx durante la marcha del orgullo LGBTIQ.

Alexandria Ocasio-Cortez en el Bronx durante la marcha del orgullo LGBTIQ. | Foto: Reuters

Publicado 7 noviembre 2018
Se pueden tomar numerosas lecciones de las Elecciones Intermedias de EE. UU. Estas se pueden desarrollar para crear una nueva forma de avance para la izquierda estadounidense que lleve a una clara victoria progresista a todos los niveles en 2020.

Las elecciones intermedias de Estados Unidos dejaron algunos aspectos positivos y otros negativos para los progresistas en EE.UU. y en todo el mundo. Los demócratas recuperaron la Cámara de Representantes pero perdieron algunas contiendas claves como las gobernaciones de Florida y Georgia, y el Senado se volvió más republicano. Sin embargo, en esta elección también se obtuvieron numerosas victorias abiertamente socialistas a nivel local, estatal y nacional.

Lo positivo: 

1- Hasta ahora, al menos 11 miembros de Socialistas Democráticos de América (DSA) (no solo respaldados, sino miembros reales del grupo) han ganado carreras políticas en los niveles estatales y nacionales. Dos a nivel nacional: Alexandria Ocasio-Cortez y Rashida Tlaib; y por ahora 7 legisladores estatales como Julia Salazar en Nueva York (el número podría aumentar dependiendo de los resultados finales); además del miembro de la DSA Lee Carter que ganó su carrera en Virginia en 2017. 

A parte de Bernie Sanders y la representante del consejo de Seattle por "Alternativa Socialista" Kshama Sawant, los candidatos abiertamente socialistas no habían ganado muchas carreras desde la época de Eugene Debs en los años 20´s y 30´s. La mayoría de los Millenials prefieren el socialismo por sobre el capitalismo en numerosas encuestas y ese número seguramente crecerá con la deuda récord, el subempleo y el crecimiento de la desigualdad bajo la presidencia de Trump y los demócratas neoliberales. DSA ahora tiene más de 50.000 miembros, un número que fácilmente podría duplicarse para 2020. Se trata de la organización socialista más grande en los Estados Unidos desde la década de 1920 y la primera organización socialista con peso electoral desde la época de Eugene Debs. Como informa el Socialist Worker, una encuesta de Harvard justo antes de la elección de estudiantes reveló que "solo el 26 por ciento de los encuestados apoyaba a Donald Trump, mientras que el 39 por ciento apoyaba el socialismo democrático".

2. La gran mayoría del estado Florida votó para devolver los derechos de sufragio a 2.5 millones de personas en condición de exconvictos. Esta es una gran victoria no solo para los derechos humanos básicos, sino que también hará de Florida un estado en juego para los progresistas.

3. Michigan aprobó el consumo recreativo de la marihuana, Utah y Missouri aprobaron la marihuana medicinal que significa que ahora en 10 estados más DC la marihuana es legalmente recreativa y 33 estados donde está disponible con fines medicinales.

4. Una gran elección para mujeres, personas de color, candidatos/as LGBTIQ, candidatas musulmanas, candidatos/as a refugiadas, candidatas indígenas. Por primera vez en la historia de los Estados Unidos, más de 100 mujeres, mujeres de color, LGBTIQ y nativas americanas fueron elegidas al Congreso y al Senado.

5. Con la excepción del triunfo del senador Manchin en Virginia Occidental, todos los senadores demócratas de centro-derecha y alineados a los líderes corporativos del partido han perdido sus elecciones (Missouri, Arizona, Dakota del Norte, Tennessee, Florida, Indiana). Ahora es el momento para que candidatos como Ocasio Cortez se presenten como senadores y en realidad estimulen su base y traigan a la clase trabajadora de vuelta al redil.

6. En la Cámara de Representantes ahora existe una base progresista/de izquierda, que significa más de un tercio del total de los demócratas.

 

Lo Negativo

1. Los candidatos de Trump ganaron fácilmente. El Senado se ve reforzado por los republicanos. Los gobernadores progresistas en Florida y en Georgia fueron derrotados por los candidatos republicanos.

2. Nancy Pelosi sigue siendo la líder de la Cámara. Chuck Schumer sigue siendo el líder de la minoría en el Senado. Estos "líderes" no solo duplican la política exclusiva de la torre de marfil y son pro capitalistas, sino que también han demostrado una y otra vez que son débiles cuando se trata de oponerse a la agenda de los republicanos y Trump.

Esta elección fue solo el comienzo, las olas crecientes de la izquierda continuarán avanzando hasta 2020, donde se pueden lograr enormes y reales ganancias. Como podemos ver en los ataques de Trump, los republicanos y los demócratas corporativos, y el sabotaje contra el socialismo, contra Bernie Sanders y los nuevos jóvenes políticos socialistas, están claramente asustados y saben que su control sobre el poder puede ser fácilmente derrocado.

La miembro de International Socialist Organization y co-presentadora del podcast Better of Red, Jennifer Roesch, escribe elocuentemente en un artículo reciente ("El socialismo continuará aumentando a pesar de los resultados de las elecciones), que esta marea de izquierda en las calles, en los movimientos sociales, y ahora finalmente en la política electoral de Estados Unidos, está aquí para quedarse.

"Los resultados inmediatos de las elecciones del martes servirán para apuntalar las ilusiones que el centro ha mantenido y demostrar que la democracia estadounidense y sus instituciones pueden sobrevivir a los golpes que han sufrido en manos de Trump. Pero mientras el sistema bipartidista falle en resolver los problemas de la gran mayoría de las personas que sufren, habrá una profundización de la volatilidad y la polarización que ha llegado a caracterizar la política estadounidense ", escribió.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.