Mostrar:
Autores:
Buscar:

Alfredo Jalife
Alfredo Jalife

Analista mexicano, de origen libanés, especializado en relaciones internacionales, economía, geopolítica y globalización. Es profesor en la UNAM y publica regularmente en periódicos como La Jornada y el El Financiero. Es un comentarista frecuente en medios internacionales de televisión como teleSUR, entre otros.

298 Notas publicadas

Notas recientes
No fue una buena semana para la Santa Alianza bidireccional del premier israelí Benjamín Netanyahu y Jared Kushner, talmúdico yerno del cada vez más polémico Trump.
Alex Newman del portal NewAmerican –del grupo de extrema derecha John Birch Society– expone la advertencia del influyente cabildero del Partido Republicano, Roger Stone –confidente del polémico presidente y quien se atribuye haberlo lanzado a la política–, sobre el plan C del Deep State (Estado Profundo) y su cábala globalista para asesinar a Trump.
En mi libro Trump y el supremacismo blanco: palestinización de los mexicanos se abordan los entonces cuatro escenarios que enfrentaría Trump: Kennedy, Nixon, Clinton o ser reelegido.
Dejando de lado las retóricas baladronadas nucleares, la primera óptima noticia del Año Nuevo fue el discurso del mandatario norcoreano, quien manifestó interés en dialogar con sus hermanos del sur y en participar en los JO de invierno que se inician en febrero, a 80 kilómetros de la zona desmilitarizada (https://goo.gl/sBP4Sx).
Cada presidente de Estados Unidos deja el sello de su guerra. Dígase lo que se diga, a lo largo de 2017 el pugnaz Trump no ha librado en forma sorprendente ninguna guerra, pese a sus bravatas nucleares de cantina barata, aunque sí ha contribuido y ha dejado sembradas todas las semillas bélicas para una conflagración en cualquier momento

No cuajó la insensatez evangelista de Trump: el trueque de Jerusalén por Alabama (https://goo.gl/y94wUU).

La exitosa aprobación de la reforma fiscal trumpianacomportó como colateral la muy poca publicitada exploración de hidrocarburos en el Refugio Nacional de Vida Salvaje en la parte del Ártico estadunidense.
Con su legendaria rudeza verborreica para el consumo doméstico, Trump enunció su Estrategia de Seguridad Nacional(ESN) –que definió como un realismo de principios–, que marca una nítida ruptura con el legado catastrófico de Obama y donde cataloga a Rusia (en menor grado) y a China (en mayor grado) de rivales estratégicos.
Vale la pena comentar qué es la OCI, (Organización de la Cooperación (sic) Islámica, de 57 países con mil 800 millones de musulmanes con su mayoría sunnita de 80 a 85 por ciento y su minoría chiíta entre 13 y 15 por ciento, sumados de otras minorías.

El sitio web Mundo Socialista wsws.org (https://goo.gl/hNM6dm) arguye que con el despido del fascista Steve Bannon –anterior oficial de Marina, ex banquero y principal estratega político de Trump–, los militares afirman su control en la Casa Blanca.