Mostrar:
Autores:
Buscar:

Ilka Oliva Corado
Ilka Oliva Corado

Escritora y poetisa. Ilka Oliva Corado nació en Comapa, Jutiapa, Guatemala, el 8 de agosto de 1979. Se graduó de maestra de Educación Física para luego dedicarse al arbitraje profesional de fútbol. Hizo estudios de psicología en la Universidad de San Carlos de Guatemala, carrera interrumpida por su decisión de emigrar a Estados Unidos en 2003, travesía que realizó como indocumentada cruzando el desierto de Sonora en el estado de Arizona. Es autora de cuatro libros.

94 Notas publicadas

Notas recientes
Un sistema de justicia corroído da paso libre a corruptos y genocidas que bajo el amparo de la impunidad, caminan libres por las calles de la Guatemala ensangrentada que contra todo pronóstico se resiste a olvidar la memoria de sus mártires. 
La resistencia es Venezuela es de un intelecto propio de los pueblos inhóspitos y de los arrabales, el llano de vistió de fiesta y salió a votar, el arrabal  se unió a la gran fiesta popular para festejar los logros de la Revolución Chavista. 
La revolución cultural es monumental y comienza con trabajo de hormiga.
Evita es la poesía de la rebelión de los pueblos.

Literal, en Latinoamérica  los canonizan y los convierten en santos automáticamente en el instante de su muerte. Estas sociedades fulminadas por la doble moral y la desmemoria  honran el cinismo y la tiranía,  marchamándole virtudes y bondades a autores intelectuales de crímenes de lesa humanidad y a asaltantes en cuadrilla que desfalcan países completos. 

Los medios corporativos tienen el dinero y el poder para manipular cualquier tipo de información,  porque corresponden a intereses oligárquicos: que son los de las bandas de criminales que hacen del sistema la cadena que esclaviza a los pueblos y enriquece a los lacayos. 

Para entender el corazón del arrabal hay que vivir sus carencias, sus llantos, sus frustraciones y sus ilusiones.
Porque es necesario que el Nunca Más se enraíce en la identidad del pueblo latinoamericano, porque es urgente que la impunidad dé paso a la justicia, porque es imprescindible rescatar la Memoria Histórica de la omisión de los gobiernos derechistas, porque apremia que se vuelva desidia en un pueblo amnésico.
Defender la autenticidad es defender la locura o la intransigencia, cualquiera de las dos son censuradas por la manada que osa vivir en un burbuja de apariencias: por miedo, debilidad, descaro, comodidad, oportunismo y por incoherencia.
La mujer negra, indígena y transexual seguirá siendo excluida por el feminismo burgués y blanco.