Mostrar:
Autores:
Buscar:

Itzamná Ollantay
Itzamná Ollantay

Nómada quechua. Hijo de la Pachamama. Activista y defensor reflexivo de los derechos humanos y de la Madre Tierra. Abogado, teólogo y antropólogo de formación en la ciencia occidental.

52 Notas publicadas

Notas recientes
El pasado 9 de julio, en la Basílica Menor de San Sebastián, en la ciudad de Diriamba, Carazo, a unos 40 Km al sur de Managua, una multitud de nicaragüenses obligó a abrir las puertas de dicha Basílica, y encontraron atrincherado a un grupo de personas armadas contrarios al gobierno.
A Rafael Correa, cual coloso ecuatoriano se levanto y desafió al Imperio, durante una década, desde el Palacio de Carondelet, intentan anularlo jurídicamente y políticamente.
Mis apreciados poetas, apunten y disparen sus letras hacia donde corresponde. No hacia los nuestros. Nicaragua ya no es más la cenicienta latinoamericana. Y no volverá a ser la pordiosera del Continente.
Nicaragua, el poético país de exuberantes lagunas y paradisíacas montañas, con sus más de 130 mil Km2 de extensión territorial, y un poco más de 6 millones de habitantes, es el país más extenso y menos poblado del conocido CA4 (países centroamericanos Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua).
En la actualidad, en países como Perú, Colombia, Guatemala, Honduras, en plena efervescencia neoliberal, el convenio 169º de la OIT se ha convertido en la incómoda piedra en el zapato neoliberal. 
En noviembre del pasado año, mientras CODECA realizaba un paro nacional de dos días, fueron asesinados los defensores Antonio Pérez, en Quiché, y Juan Cruz Jiménez, en Jutiapa. Durante dicha actividad, en Izabal, fue arrollado y herido por un carro el defensor Vicente Calderón. Todas estas muertes y agresiones siguen impunes.
La principal derrotada en las urnas del 20 de mayo reciente fue la violencia inyectada e impulsada desde los Estados Unidos y desde el interior. Se impuso la cultura de la no violencia activa.
El evento contará con la presencia de defensoras y defensores indígenas, campesinos y urbanos provenientes de Chile, Bolivia, Paraguay, Perú, Colombia, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala, quienes junto a algunos representantes de organismos internacionales sobre derechos humanos reflexionarán sobre la difícil situación que viven en sus territorios por su misión inclaudicable de defender derechos.
En la larga noche violenta post Acuerdos de Paz, los asesinatos selectivos contra defensores comunitario de derechos se acrecentaron simétricamente con relación a la ola invasiva de los proyectos empresariales de despojo.

La nota pública de condolencia y solidaridad enviada por la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) a los familiares del difunto ex Presidente Álvaro Arzú, firmante de los incumplidos Acuerdos de Paz (1996),
evidencia que no existió enemistad alguna entre la opulenta oligarquía y la cúpula de los grupos guerrilleros que capitularon ante Arzú.