Mostrar:
Autores:
Buscar:

Pablo Jofre Leal
Pablo Jofre Leal

Periodista y escritor chileno. Analista internacional, Master en Relaciones internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. Especialista en temas principalmente de Latinoamérica, Oriente Medio y el Magreb. Es colaborador de varias cadenas de noticias internacionales: Hispantv, Rusia Today, Telesur, www.islamoriente.com, Adital-Brasil, Resumen Latinoamericano, Portal the Dawn news www.thedawn-news.org, Radio y Diario Electrónico de la Universidad de Chile, El Ciudadano www.elciudadno.cl. Creador de la página WEB www.politicaycultura.cl. y www.analisisglocal.cl Actualmente está concluyendo su libro sobre la Lucha del Pueblo saharaui y su proceso de autodeterminación y otro sobre la lucha del pueblo palestino.

209 Notas publicadas

Notas recientes

El gobierno argentino, presidido por el Multimillonario derechista Mauricio Macri, ha intensificado su accionar islamófobo, a partir del papel asignado a su administración, tras la visita a ciertos países latinoamericanos el pasado mes de julio, del Primer Ministro sionista Benjamín Netanyahu.

Un régimen como el israelí que usufructúa de tierras arrancadas a familias palestinas desde el año 1948 a la fecha. 
El rostro de regocijo de Netanyahu al escuchar las palabras de aliento y apoyo a la entidad sionista por parte de su padre putativo son la expresión de la entrega absoluta de la administración Trump a las presiones del lobby sionista del Comité de Asuntos Público estadounidense-israelí – AIPAC – que digita la política exterior de Estados Unidos.
Como muestra que Estados Unidos es un trasgresor de aquello que se firmó junto a otras naciones, este país se niega a liberar los fondos y activos embargados y bloqueados a Irán, a lo que se suma nuevas sanciones impuestas a centenares de personas naturales y jurídicas de irán lo que impide acceder con facilidad a las esferas comercial, financiera, tecnológica y energética con que se mueve el mercado mundial.
En agosto del año 2016, Sima Vaknin, directora del ministerio de asuntos estratégicos del régimen sionista declaró que “todo el mundo ve a Israel como un régimen paria y que el trabajo que se debe realizar es cambiar esa visión al cabo de una década”
Se deben dar paso fundamentales y precisos: suspender las operaciones militares en el estado de Rakhine, permitir el retorno de los refugiados, reconocer los derechos del pueblo Rohingya y asumirlos como ciudadanos de pleno derecho en Myanmar.
Resulta evidente, que tanto Donald Trump hoy, como Barack Obama han seguido la doctrina de Bush de crear los “ejes del mal” y de tener a Pyongyang como chivo expiatorio para impulsar su carrera armamentista.
Israel es una entidad hipócrita, pretende presentarse como un adalid de la justicia, como “la única democracia de Oriente Medio” y cada política implementada contra Palestina, contra sus vecinos y su papel desestabilizador en el mundo lo muestran como lo que es: la avanzada del imperialismo, del neocolonialismo y la realidad de una ideología criminal y racista.
Israel se ha convertido a la par de su política, de sus crímenes, de su ideología y su manejo colonizador, racista y criminal contra el pueblo palestino en una entidad nacionalsionista.
Condenar la ocupación de territorios en una parte del mundo a manos de una potencia ocupante debe implicar también condenar la ocupación de un territorio como el de Nagorno Karabaj.