• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • "Tengo esperanzas de que va a aparecer, aunque yo no la vea" dijo Chicha en una de sus últimas entrevistas, sobre su nietecita Clara Anahí, a quien buscó incansablemente durante 40 años.
    En Profundidad

    "Tengo esperanzas de que va a aparecer, aunque yo no la vea" dijo Chicha en una de sus últimas entrevistas, sobre su nietecita Clara Anahí, a quien buscó incansablemente durante 40 años.

A los 94 años, Chicha fue al encuentro de su hijo Daniel; tal vez, también de su nieta Clara Anahí. Argentina llora a una de sus grandes. Hasta Siempre, Chicha.

María Isabel Chorobik de Mariani es un nombre largo, tan largo como su historia y tan honda como su lucha. Más conocida como "Chicha", una de las fundadoras de las Abuelas de la Plaza de Mayo, partió físicamente este lunes 20 de agosto, gastando sus piernas y sus manos en la calle, en la incansable búsqueda de su nieta Clara Anahí.

 

¿Quién fue "Chicha" Mariani?

Nació el 19 de noviembre de 1923 en San Rafael, Argentina. Se enamoró del músico y violinista Enrique José Mariani, con el que se casó cuando ella tenía 27 años, y tuvo un hijo al que llamó Daniel. 

La dictadura cívico-militar de Jorge Rafael Videla, que azotó a la nación suramericana, no la golpeó una, ni dos, sino tres veces, directo en el corazón. Cinco días después de celebrar sus 53 años, Chicha recibió la noticia que le cambió la vida: las fuerzas de seguridad del genocida atacaron la casa de su hijo en La Plata, asesinando a su nuera, Diana Teruggi y secuestrando a su pequeña nieta de tres meses, Clara Anahí. La misma suerte correría Daniel, asesinado a menos de un año después de ese hecho.

La pequeña Clara Anahí. 
Foto: Asociacionanahi.org

Desde entonces, desde siempre, Chicha abrió el camino que hoy la hizo inmortal. Comenzó a buscar a su nieta Clara Anahí y no se detuvo sino hasta que su corazón le dijo "basta". 

Recorrió cuarteles, comisarías, juzgados, lugares que alguien le señaló como pistas indudables, sin hallar nunca una respuesta, sino por el contrario, amenazas, maltratos. Pero no se dejó amedrentar, jamás. 

>> ¿Por qué nominan a las Abuelas de Plaza de Mayo para el Nobel de la Paz?

Abuelas de Plaza de Mayo

El 30 de abril de 1977, de manera espontánea, un grupo de mujeres que buscaban a sus familiares y nietos expropiados, comenzaron a marchar cada jueves en la Plaza de Mayo, frente a la casa de Gobierno de Argentina.

Con un pañal de tela blanco, en representación de las y los bebés expropiados por los militares, cubrieron sus cabellos, en ese entonces no tan canos, y caminaron y caminaron, bordeando una y otra vez la plaza que les dio el nombre.

La incansable lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo.
Foto: Abuelas.org

En noviembre de ese año, Chicha conoció a Alicia "Licha" Zubasnaba, y ambas se unieron, junto a otras pares que sufrían un dolor compartido, para formar una movimiento de resistencia no violenta, formado por abuelas en búsqueda de sus nietos y nietas secuestrados y desaparecidos por la dictadura. 

"Cuando conocí a Alicia, empecé a descubrir lo que realmente estaba pasando y a entender que la búsqueda debía hacerse de otra manera, que no había un solo niño desaparecido sino por lo menos dos. Y si habían dos, ¡cuántos más podrían ser? Por primera vez tuve la horrorosa sensación de que no encontrábamos a los niños porque no nos los querían entregar"
 
Chicha Mariani

 
Al principio fueron doce las madres y abuelas fundadoras del movimiento, que se vieron las caras por primera vez, todas, el 21 de noviembre de 1977. Inicialmente decidieron llamarse " Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos" pero luego adoptaron el nombre que ya les había dado el pueblo que, semana a semana, las veía surcar la plaza: Abuelas de Plaza de Mayo.

>> Denuncian represión durante acto de Abuelas de Plaza de Mayo

La Lucha

Las Abuelas de Plaza de Mayo iniciaron un trabajo de concientización y sensibilización nacional e internacional para difundir su lucha, sus demandas, su batalla, denunciando tanto dentro como fuera de Argentina acerca de los niños, niñas y bebés robados por la dictadura de Videla.

Chicha Mariani lideró la agrupación en 1983, cuando se hizo presidenta de las Abuelas tras la llegada de la "democracia", una vez derrocado el dictador.

 

Bajo su gestión, la agrupación promovió el uso de la ciencia y la medicina para establecer un sistema de identificación que permitirera encontrar a los menores. Asimismo, presionó al Estado para exigir juicio y castigo penal a los responsables de los secuestros.

En 1996, Chicha y Elsa Pavón (otra luchadora, y abuela de la primera nieta, recuperada en 1985) fundaron la Asociación Anahí, un organismo que lleva el nombre de la pequeña Clara Anahí, creado para "promover, sostener y defender la plena vigencia de los derechos humanos". 

>> Madres de Plaza de Mayo celebra 41 años de lucha por la verdad

Casa Museo Mariani-Teruggi

Las huellas de las balas y manchones secos de sangre, como queriendo decir "aquí estuvimos, este fue el daño que hicimos, esto sí pasó aquí", aún agrietan y tiñen los muros de la casa en la que vivieron Daniel, Diana y Clara -hijo, nuera y nieta de Chicha-. 

Interiores de la Casa Mariani-Teruggi 
Foto: Info Platense

El día en que mataron a Diana, mataron también a otros cuatro, y se llevaron a la pequeña. Fueron cien los efectivos que allanaron el lugar, llenándolo de espanto y que dejaron, en su paso salvaje, las paredes surcidas de balas y de sangre. Agujeros, vestigios del horror.

"Yo siempre pienso que la voy a encontrar, la busco tanto y de tantas maneras que tengo la esperanza… Sí, yo pienso que la voy a encontrar. Tengo esperanzas de que va a aparecer, aunque yo no la vea".
 
Chicha Mariani


En 1998, la vivienda fue recuperada y se abrió al público para contar la historia muda de muchos argentinos y argentinas. Ese año, la "Casa Mariani-Teruggi" fue declarada de Interés Municipal; en 2000 fue declarada Patrimonio Cultural de la Provincia de Buenos Aires; en 2003, alcanzó la categoría de Interés Nacional; y en 2004 pasó a ser Monumento Histórico Nacional; siendo llevada y mantenida por la familia de Diana y Daniel, entre ellos, Chicha

>> Abuelas de Plaza de Mayo encuentran al nieto 128 en Argentina

Adiós Chicha Mariani

El 11 de agosto, un accidente cerebro vascular recostó a la Chicha en la camilla de un hospital de La Plata, de donde no se paró más. Su cuerpo dejó de respirar la noche de este lunes 20 de agosto.

"Querida Chicha, la seguiremos buscando, junto a todos los nietos y nietas que faltan", dijeron las Abuelas de la Plaza de Mayo en un comunicado de despedida a su compañera. 

 

La su última entrevista, que fue para el medio argentino "La Izquierda Diario", en noviembre del año pasado, Chicha, asomándose a sus incipientes 94 años, y llevando 41 en la búsqueda de su nieta, dijo "A la nuevas generaciones les diría que siempre tenemos que estar alertas a toda insinuación, amenaza de prácticas sociales represivas, porque la defensa de los derechos y todas las libertades conseguidas son una construcción humana diaria (...) Creo que los jóvenes tienen que continuar con esta lucha que en definitiva también es por ellos y por las nuevas generaciones".

¡Hasta Siempre, Chicha. Gracias, gracias por tu lucha!


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.