• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La OMC ha impulsado las leyes sobre propiedad intelectual
    En Profundidad

    La OMC ha impulsado las leyes sobre propiedad intelectual

Los derechos sobre propiedad intelectual han sido usados por las multinacionales para incrementar sus ganancias.

Los acuerdos y tratados comerciales suscritos en la actualidad tienen un gran interés en lo relacionado a la propiedad intelectual, para hacer que las multinacionales tengan mayores beneficios económicos y mantener la hegemonía económica.

Propiedad intelectual

De acuerdo a la Organización Mundial de Comercio (OMC) la propiedad intelectual y los derechos sobre esta son “aquellos que se confieren a las personas sobre las creaciones de su mente. Suelen dar al creador derechos exclusivos sobre la utilización de su obra por un plazo determinado”.

Los derechos se dividen: derechos de autor y derechos relacionados con éstos (derechos de escritores, músicos, creadores de software, intérpretes, etc.).

>> Panamá y China inician negociaciones del TLC en marzo

Propiedad industrial, a su vez subdividida en protección  a (marcas de fábrica, comercio e indicaciones geográficas) y las invenciones (patentes), dibujos, modelos industriales y secretos comerciales.

La OMC fue la primera en establecer un marco normativo para regular la comercialización de los derechos de propiedad intelectual al incluir el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (Adpic) en la Ronda Uruguay (1986-94).

 

Tratados y propiedad intelectual

TLC  como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por su siglas en inglés) han expuesto el interés de las multinacionales de apropiarse de los derechos sobre la propiedad intelectual.

En las rondas de negociaciones del Tlcan EE.UU., Canadá y México las multinacionales han mostrado su interés por la inclusión de las ideas y el conocimiento como elementos susceptibles de comercialización.

>> México y la continuidad del TLCAN. Todo sigue igual, ¿de bien?

Así mismo  han añadido nuevos temas en la agenda de los derechos de propiedad intelectual como la biotecnología, la creación cultural, la informática, la información genética y un largo etcétera de sectores sujetos a la mercantilización por parte del capital.

En el artículo Acuerdos de Propiedad Intelectual: reproducción de la brecha centro-periferia” de  Arantxa Tirado indica la “importancia de revisar los acuerdos en materia de protección de la propiedad intelectual aprobados en el marco de la OMC y de otros Tratados de Libre Comercio (TLC) que los distintos países de América Latina y el Caribe han suscrito con EE.UU. y la Unión Europea (UE), como expresión de la búsqueda de nuevos nichos de acumulación por parte del capitalismo financiarizado actual”

“La apropiación por desposesión, facilitada también por estos acuerdos sobre la propiedad intelectual, se produce en el contexto de unas relaciones asimétricas de dependencia centro-periferia que siguen reproduciéndose en este siglo XXI, aunque tomando formas cada vez más novedosas” afirmó Tirado en el texto.

El interés tras los TLC

Para la analista de Celag los acuerdos comerciales sirven más bien para blindar los intereses de las corporaciones y multinacionales estadounidenses, como demuestra el caso del TLC entre Colombia y EE.UU. en lo relativo a las patentes farmacéuticas que impiden el acceso de los colombianos a determinados medicamentos genéricos.

En cierto modo el negocio detrás de los derechos de propiedad intelectual está ligado al registro de patentes y a las regulaciones existentes sobre estas.

>> La OMC como organización criminal

Los principales solicitantes de patentes se ubican en (EE.UU, Japón, China, Alemania y Corea del Sur).

Por latinoamérica Brasil es el país que concentra el 51 por ciento  de solicitudes de patentes en la región, con 568 solicitudes (en contraste, EE.UU. tiene 54.660 solicitudes). Tras Brasil encontramos a México (289), Chile (197), Barbados (114) y Colombia (100).

En resumen se puede concluir que los derechos de propiedad intelectual son una pieza más del mecanismo de extracción de recursos y conocimiento de América Latina y el Caribe que acometen los países desarrollados.

Los llamados países desarrollados y las multinacionales han usado los TLC para apropiarse de nuevos recursos y continuar impulsando un modelo económico que beneficia a los grandes grupos empresariales.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.